lunes, 17 de septiembre de 2012

Huellas y manchas

Hola a todos. Hoy os traigo la reseña de una de las dos novelas que abrió el sello de Neo en Plataforma editorial. Se trata de Huellas y manchas, de Jordi Sierra i Fabra.



Sinopsis: Cecilia tiene 17 años y cuida a su madre, enferma terminal. Al llegar la hora de la verdad, las preguntas no resueltas son más necesarias: ¿por qué la tuvo a ella mediante inseminación?, ¿por qué en Estados Unidos, sola, tan lejos de sus abuelos?, ¿qué esconde el pasado de su madre? Gracias a Emilio, un muchacho que vive encerrado en su casa y se comunica con el mundo únicamente mediante ordenadores, Cecilia descubrirá un secreto guardado durante años.
Una novela única, excepcional, basada en un hecho real: el del primer nacido por inseminación que gracias a las tecnologías descubrió quién era su padre.


La vida de Cecilia no es fácil. En poco tiempo su vida experimentará un cambio para el que nadie está preparado. Su madre padece un cáncer terminal y el final parece estar muy cerca. La relación entre ambas se estrecha mucho más a partir de este hecho tan trágico.

Nos encontramos también a Juancho, un chico que trabaja en el hospital donde ha estado tantas veces ingresada la madre de Cecilia. Él será su apoyo, las palabras reconfortantes, las caricias que calman… Cecilia hallará en Juancho alguien a quien acudir cuando necesita respirar.

Por otra parte Cecilia tiene un amigo Emilio especial, que vive encerrado en su habitación desde hace unos meses. Durante un tiempo Emilio y ella fueron algo más que amigos hasta que un día todo cambió y cada uno decidió seguir su camino.

Alrededor de la vida de Cecilia también están sus amigas, con las que apenas tiene ya mucho de lo que hablar. Y es que en este tiempo en el que Cecilia se ha tenido que ocupar de su madre ha madurado.

Y en este proceso de maduración de Cecilia conoceremos un secreto que su madre le ocultó, pero que ya no tiene mucho sentido que siga escondido en el fondo de un baúl. Gracias a la ayuda de Emilio Cecilia descubrirá una parte de su pasado y descubrirá algunas facetas de su madre que no conocía.

Enfrentarse a esta novela no es fácil, aunque la lectura es ágil. No resulta agradable leer los últimos días de una enferma terminal y cómo se ha de enfrentar su hija adolescente a este hecho. Sin embargo el autor tiene la habilidad de mostrarnos una historia plagada de frases memorables que parecen versos de un gran poema. Esto mismo ya lo advertí en otra novela publicada por SM, Quizás mañana la palabra amor… Es posible que esta sea una de las cosas que más me guste de este autor, el vocabulario que utiliza en sus tramas.

Me gusta también que el autor no se mueva por modas y que escriba lo que realmente desea en cada momento. Cuando empezó esta novela había surgido, meses atrás, una noticia sobre la inseminación artificial. A partir de aquí armó una historia, no solo para hablar de esta noticia, sino para contar la relación entre una madre moribunda y su hija. Y lo hace de una manera ágil y sin caer en el sentimentalismo.

Sin embargo he sentido que durante la novela no profundizado mucho en el tema y me he quedado con ganas de saber mucho más de la historia personal de la madre de Cecilia y de algunas de sus motivaciones.  

Con Huellas y manchas me he emocionado, sobre todo con el final y el epílogo. Es una novela realista para leer con calma. Estas historias son para saborearlas poco a poco.  

Con la colaboración de Neo Plataforma 

6 comentarios:

¿Qué te ha parecido la entrada? Puedes dejarme tu opinión.

Avisa de los spoilers, por favor.

No se aceptan Url de ningún blog.