jueves, 28 de junio de 2018

El presidente ha desaparecido


La presidencia de los Estados Unidos pende de un hilo. El presidente, Jonathan Duncan, está a punto de ser destituido y es presa fácil de los tiburones de Washington cuando, acorralado por la prensa, cuestionado por la opinión pública y sus propios colaboradores, se enfrenta al mayor ataque que Estados Unidos haya sufrido nunca. Sin nadie en quien confiar, el presidente Duncan deberá desaparecer para actuar en la sombra, aún a riesgo de que le consideren sospechoso y traidor. Tres días de infarto en los que el hombre más buscado del planeta se verá inmerso en un juego de estrategia política sin precedentes para poner a salvo el futuro de la nación.


Bill Clinton, uno de los presidentes de Estados Unidos más carismáticos (y también más polémicos) y al que todos recordamos a priori por el escándalo Lewinsky, se estrena en la literatura de ficción con una novela hecha a su medida, una especie de gran superproducción en papel con persecuciones, muertes, explosiones y peligros enormes durante seiscientas páginas. Y no está solo, viene acompañado (y asesorado) por James Patterson, uno de los escritores americanos más conocidos y casi un experto en best-sellers gracias a sus novelas sobre el agente del FBI, Alex Cross. Juntos han parido El presidente ha desparecido, una novela llamada a convertirse la lectura del verano –por el tema, por el estilo- y cuya trama no tiene mucho misterio: una amenaza tiene a la Casa Blanca en vilo. El propio jefe del estado deberá poner su vida en riesgo para salvar su nación y quizás el mundo.
            Impresiona –cómo no- ver el nombre de Bill Clinton en la portada de un libro, como autor, porque dice el eslogan que éste es el thriller que sólo un presidente podía escribir. Sí y no. Da mucho morbo-curiosidad-intriga entrar en la Casa Blanca, andar por los pasillos y conocer algo de la política secreta al más alto nivel, ésa que un ciudadano medio, como tú y como yo, ni siquiera se imagina. ¿Cómo se negocia? ¿Cuáles son los protocolos de seguridad? ¿Cómo hay que proteger al presidente? ¿Qué cosas pasan que se le ocultan a la ciudadanía? La novela, además, no se deja ningún tema en el tintero: habla de la yihad y de la amenaza terrorista, de los virus que podrían dejar paralizada una nación y hasta de los traidores dentro del gobierno más poderoso del mundo. Todo está pensado al milímetro para hacer de ésta una aventura taquicárdica. La cuestión es que esta novela suena a algo, suena a muchas, porque subyace la misma fórmula de siempre: el protagonista carga con una drama personal, sufre una enfermedad medianamente grave y hace gala de unos principios a prueba de bombas. No podemos esperar menos de un presidente de los Estados Unidos.
            Hablemos del estilo, de la trama y de los personajes. Y no hay nada nuevo bajo el sol. Me explico: el estilo es llano, sencillo, directo, y la trama avanza a buen ritmo aunque a veces es necesario que los personajes mantengan conversaciones más o menos forzadas para explicarles al lector qué está pasando y cuáles son las consecuencias de la amenaza que se cierne sobre la Casa Blanca. Los personajes se resumen en buenos y malos, en cuáles son sus intereses y sus motivaciones. Ojo, no lo digo como algo negativo sino corroborando que todas las decisiones narrativas están al servicio de esta novela, concebida para ser un best-seller. Además, es una historia moderna, dirigida a las nuevas generaciones porque aborda temas muy actuales, de ésos que aparecen en los telediarios a menudo. Además, dudo mucho que mi abuela entendiera todo este lío de las nuevas tecnologías.
            El presidente ha desaparecido es como una superproducción en papel: desde los autores hasta la tapa dura y pasando por la trama. Todo está pensado a lo grande en esta historia. De hecho, el protagonista es el hombre más poderoso del mundo y el peligro al que debe hacer frente podría acabar con la sociedad tal y como la conocemos. Nada hay humilde o comedido en este libro. Pues claro que no. El que ya se presenta como uno de los libros superventas para este verano da lo que promete. Acción, bombas y adrenalina. Nada más. Y nada menos. 

1 comentario:

¿Qué te ha parecido la entrada? Puedes dejarme tu opinión.

Avisa de los spoilers, por favor.

No se aceptan Url de ningún blog.