jueves, 24 de septiembre de 2015

Las guerras de Elena, Marta Querol


SINOPSIS: La nueva novela de la autora de El final del Ave Fénix. Dos mujeres, un hombre, una ambición común y el futuro de una niña se combinan en una historia de traiciones, negocios, y guerras personales en la España de los años sesenta. Verónica ha dinamitado el matrimonio entre Elena y Carlos. Las dos mujeres son conscientes de que es el primer paso en una escalada que Elena, en defensa del futuro de su hija, trata de impedir. La lucha contra una sociedad embalsamada, las circunstancias adversas, los valores tradicionales y lo inevitable del destino, constituyen la vida de Elena y condicionan la de su hija que crece en el centro de las hostilidades. Las guerras de Elena es una obra de intriga social que no defrauda, donde las pasiones permanentes del ser humano se desgranan permitiendo al lector convivir con personas en lugar de con personajes. Tras triunfar en internet con El final del Ave Fénix (finalista del Premio Planeta 2007), Marta Querol regresa con esta impactante novela.
Me declaro fan de esta autora, de su manera de narrar, de cómo sabe crear tensión y de cómo desarrolla sus tramas tan bien hilvanadas. Desde que leí El final del ave fénix estaba deseando que saliera esta novela, que si bien podría considerarse una segunda parte, se puede leer perfectamente sin haber leído la primera.

Uno de los motivos por los que adoro su manera de narrar es porque sabe cómo emocionar al lector desde la primera página y hacernos sentir como a los protagonistas de sus novelas. Hay quien tiene un don especial, y creo sinceramente que Marta lo posee.

Al igual que hiciera en la primera novela, El final del ave fénix, en Las guerras de Elena también empieza con un prólogo que nos traslada casi al desenlace de la historia. Y sin embargo, a pesar de conocer ciertos hechos, la novela no deja de ser apasionante y no deja de sorprender.

Los protagonistas siguen siendo creíbles, verosímiles, respiran en cada página de la novela. En Las guerras de Elena seguiremos conociendo a Elena, una mujer que se ha hecho a sí misma, y su lucha sin cuartel contra Carlos, el hombre que la engañó. Elena es una mujer que se siente sola, aunque este sentimiento no le es ajeno; la soledad la acompaña desde que era pequeña, es una vieja conocida que se resiste a marcharse de su vida. Está cansada de remar a contracorriente, y aun así saca fuerzas para criar a su hija. Sigue rebelándose contra una sociedad injusta hacia las mujeres. Era una adelantada a su época.

Aunque la historia empieza en 1968, los últimos años del franquismo, seguían siendo tiempos difíciles, donde la mujer aún no tenía nada que decir en una España que vivía de espaldas a lo que sucedía en Europa y el mundo. Se respiran ciertos aires de libertad, aunque no así para la mujer. Carlos sigue siendo su marido a todos los efectos de la ley, aunque ya no vivan juntos y él comparta techo con su amante, Vero, una antagonista en toda regla, perversa y sibilina como ella sola.

En esta guerra que Elena mantiene con Carlos hay una víctima silenciosa, Lucía, la hija de ambos, que sufre el odio que sus padres se tienen entre sí. Lucía le da el punto de ternura que necesita esta novela. Es un elemento clave en esta historia llena de traiciones y odio.

A lo largo de la novela, no solo conoceremos cómo se las tiene que apañar una mujer sola con una niña, cuestionada por ser una empresaria emprendedora y una luchadora nata, sino también asistiremos a esos últimos años del franquismo, a la guerra de Beirut y a los conflictos de oriente próximo.

Resumiendo, La guerras de Elena me ha mantenido pegada a sus hojas. He sufrido con Elena y Lucía, he odiado a Verónica, me ha fascinado el egipcio, Djamel, que saca de más de un apuro a Elena, he sentido lástima por Carlos (por ser tan pelele), y he conocido más de cerca las dificultades que tenían las mujeres que no querían ser amas de casa. Sin duda, la recomiendo. Espero con ganas la tercera entrega.

8 comentarios:

  1. Ya va siendo hora de que lea algo de ella, que me avergüenza confesar que no me he acercado a sus libros aún después de haberla conocido en persona. A ver si me pongo pronto (lo digo tanto...).

    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me encanta esta autora. ¿se nota, verdad?
      Besos :*

      Eliminar
  2. Pues se ve interesante
    apuntado queda, a ver qué tal
    un beesote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me enamoró con la primera novela, y con esta lo sigue haciendo.
      Besos :*

      Eliminar
  3. No he leído nada de esta autora aún. Y veo que debiera ponerle remedio.
    Besots!!!

    ResponderEliminar
  4. Hola, había visto la novela en un par de ocasiones aunque no había visto ninguna crítica. Yo de momento no me ánimo, aunque cuentas que se puede leer de modo independiente, ahora mismo es un género que no me apetece. Gracias por la reseña!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, igual más adelante te animas con ella. Es una pena que sus novelas no tengan el marketing que se merecen.
      Besos :*

      Eliminar

¿Qué te ha parecido la entrada? Puedes dejarme tu opinión.

Avisa de los spoilers, por favor.

No se aceptan Url de ningún blog.