domingo, 1 de febrero de 2015

Toda la verdad sobre las mentiras, José Antonio Palomares


SINOPSIS: Recuerdo las cosas más curiosas de mi infancia a principios de los ochenta. No me preguntes por los afluentes más importantes de la Península, ni por las ecuaciones de segundo grado, ni por las Coplas a la muerte de su padre de Jorge Manrique. En cambio, recuerdo el intenso sabor del ColaJet de limón, la rugosidad de las costras en mis rodillas, la barriga de John Wayne en los westerns de Primera Sesión, la ansiedad por conseguir chapas que no estuvieran dobladas o la alegría de ver a Santillana marcar un gol. Recuerdo la manera exacta en que el aliento de mi padre olía a Soberano; y la frase favorita de mi madre: "¿Te crees que soy el bancospaña?". Recuerdo que la felicidad era el primer mordisco del dónut en el recreo de las once. Quizá recuerdo todas esas cosas porque están entrelazadas con el momento en el que descubrí por fin toda la verdad sobre las mentiras de mi familia.
Yo debía de tener once años, o quizá diez, o quizá doce, el día en que papá vendó teatralmente los ojos de mamá con un paño de cocina y la condujo a ciegas al salón...
El protagonista de esta historia, del cual no se sabe su nombre hasta prácticamente el final, nos cuenta ese paso que se produce de la niñez a la pre adolescencia, y qué hecho lo desencadenó. Recuerda que fue un televisor a color que compró su padre y cómo a su madre no le terminó de hacer gracia. Durante unos meses, el protagonista se irá dando cuenta de todas esas mentiras que sus padres han ido tejiendo alrededor de esta familia, sobre todo su madre. Una infancia marcada por las chapas, las canicas, los dónuts, los bocadillos de fuagrás, el "Un, dos tres… responda otra vez" o los veranos que se pasaban en el pueblo de los abuelos. ¿Qué fue esa gran mentira que le ocultaron sus padres?

Esta es una de las tantas infancias que vivimos los niños de aquella época, con ese toque inocente que tienen los niños al contar ciertas cosas, pero que deja un sabor amargo cuando el lector advierte qué está ocurriendo en realidad. Es cierto que hay momentos duros, o más bien amargos, pero todo está contado a través de ese velo de los ojos de un niño. En más ocasiones de las que me gustaría admitir me recordaban a parte de mi infancia (salvo cuando se pone a hacer jabón la familia al completo).

Tengo muchos recuerdos de aquella época, la mayoría son estupendos. Al leer ciertas escenas, no podía dejar de sonreír porque era como si el protagonista compartiera también muchos de mis recuerdos. En este sentido, alabo esa capacidad del autor por hacer partícipe al lector de las vivencias del protagonista. También, parte de que me haya gustado tanto esta novela, es por toda la documentación previa que ha hecho el autor con los chascarrillos, con las canciones, con los juguetes o con los programas de la tele de aquella época. Yo era de las que guardaba algunos juguetes en un bote (redondo) de colón, de las que descubrió que La masa era en realidad El increíble Hulk, de las que se iba a jugar cuando su madre decía: “hay ropa tendida”, porque aquello era una conversación de mayores, de las que cantaba: “Cuate, aquí hay tomate”, o de las que le pasaba la lengua a los bocadillos de fuagrás, porque a mí, a diferencia del protagonista, me encantaban estos bocatas.

Muchas veces leo en redes sociales estados de gente de mi generación comentando que nuestra infancia fue la mejor, la de los años 70 y 80, y yo no sé si ha sido la mejor, pero leyendo esta novela tengo que reconocer que nuestra niñez fue estupenda y que no la cambiaría por nada del mundo. Y es aquí cuando me entra la nostalgia al recordar cómo jugábamos los niños de aquella época, cómo nos divertíamos y qué películas veíamos.

Resumiendo, los nostálgicos de aquella época saborearán esta novela, y para quienes no la vivieron, estoy segura de que disfrutarán de ella como lo he hecho yo.   


20 comentarios:

  1. Mi infancia fue unos años más tarde, pero aun así me ha gustado mucho la novela. Es una lectura fresca y amena que esconde una historia sorprendente y original.

    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una lectura fresca y muy bien contada. Aun así, estoy segura de que reconoces algunas cosas.
      Besos :*

      Eliminar
  2. No le veo mucho la gracia, la verdad es que me veo nueva para esto.. x)
    de momento no lo apunto
    un beesito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La gracia está en cómo está contada esta historia. La habremos escuchado más veces, pero el punto de vista de un niño le emotividad.
      Besos :*

      Eliminar
  3. Pues este libro no lo conocía. Y creo que lo disfrutaría, así que me lo apunto.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver si te animas. Está muy bien escrita.
      Besos :*

      Eliminar
    2. A ver si te animas. Está muy bien escrita.
      Besos :*

      Eliminar
  4. Me llama la atencion desde que lo vi en la libreria, a ver si me hago con el y le doy una oportunidad.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver si lo lees. No me esperaba que me gustara tanto.
      Besos :*

      Eliminar
    2. A ver si lo lees. No me esperaba que me gustara tanto.
      Besos :*

      Eliminar
  5. Es un libro que me llama la atención. Me suelen gustar estos libros nostálgicos. Espero tener ocasión de leerlo
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este te va a recordar nuestra niñez.
      Besos :*

      Eliminar
    2. Este te va a recordar nuestra niñez.
      Besos :*

      Eliminar
  6. Lo quiero!! He leído un par de reseñas y atrae mucho.

    Un beso!!!

    ResponderEliminar
  7. Lo quiero!! He leído un par de reseñas y atrae mucho.

    Un beso!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es estupendo. La historia que cuenta está muy bien llevada.
      Besos :*

      Eliminar
  8. Mi infancia fue algo más tarde, pero aún así, creo que, como dices, me gustará la lectura. Además, el otro día quedé atraída por su portada y cuando leí de qué iba me dio mucha curiosidad. Me lo apunto :3

    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que te gusta la novela. Está bien contada y hay cosas que reconocerás.
      Besos :*

      Eliminar
  9. Lo tengo en casa, Anabel, y creo que me va a gustar mucho por lo que cuentas (yo también soy de esa época).

    bsos nostálgicos!

    ResponderEliminar
  10. Yo la he disfrutado mucho, aún habiendo partes duras.
    Besos :*

    ResponderEliminar

¿Qué te ha parecido la entrada? Puedes dejarme tu opinión.

Avisa de los spoilers, por favor.

No se aceptan Url de ningún blog.