lunes, 26 de enero de 2015

El hombre de la máscara de espejos, Nieves Abarca y Vicente Garrido


SINOPSIS: La inspectora Valentina Negro lucha por superar los traumáticos recuerdos de su último caso, cuando estuvo cerca de perder la vida a manos de un asesino en serie. Pero la maldad no da tregua: pronto se ve envuelta en una nueva cadena de muertes. La ayuda del criminólogo Javier Sanjuán será clave para desentrañar una compleja trama relacionada con la desaparición de varias chicas y el rodaje de unas terroríficas películas snuff que recuerdan al cine expresionista de Fritz Lang. El dolor, la belleza y la locura se dan la mano en las páginas de esta adictiva novela negra, que es al mismo tiempo un excelente retrato de la mente del psicópata firmado por dos expertos criminólogos. Las páginas de El hombre de la máscara de espejos son una invitación a asomarse al abismo a través de una historia trepidante que engancha y estremece desde la primera página.
Ha pasado un tiempo desde que Valentina se enfrentara al Monstruo de Roma, un asesino que la dejó muy tocada. Sin embargo, hay otra experiencia que la perturba y que está afectando a su trabajo. En esta tercera entrega Valentina se tiene que enfrentar a un violador de niñas. La detención de este violador por parte de Valentina se le va de las manos y es quelLa paliza que le da lo envía directamente al hospital. La situación está tensa, tanto que los de asuntos internos la ponen a trabajar en la misteriosa desaparición de una chica, un caso que daban por perdido. Por otra parte, Félix Panticosa, periodista de misterio, va detrás de un asunto que tiene que ver con películas snuff . Todo hace indicar que el caso que lleva Valentina y el que investigaba Félix tiene relación.

Aunque esta novela sea la tercera entrega, está publicada por Ediciones B y no por Versátil. Para los lectores que se acerquen a ella sin haber leído las otras dos, no tienen que tener miedo porque los autores van poniendo continuamente en antecedentes sobre hechos pasados, como quién fue El Artista, El Monstruo de Roma o lo que sucedió en Javea. Aun así, yo recomiendo empezar con Crímenes exquisitos para poder advertir la evolución que hay tanto de Valentina Negro como de Javier Sanjuán, además de otros personajes.

Esta tercera entrega sigue manteniendo el mismo nivel de acción trepidante que en las anteriores novelas, además de tener una trama bien elaborada y bastante atractiva. Los asesinatos que volvemos a encontrarnos tienen mucho que ver con el arte (las dos otras dos novelas se centra en obras pictóricas), y en este caso, además de pinturas, también nos encontraremos con películas del expresionismos alemán. Las obras prerrafaelistas que se mostraron anteriormente siguen teniendo mucho peso en esta trama.

Al igual que en las anteriores historias, los crímenes te siguen poniendo los pelos de punta y las escenas de violencia explícitas te hacen estremecer, sobre todo ciertos momentos de vejación hacia la mujer. Es innegable que hay ciertos pasajes duros y que los autores no tratan de escribir una historia amable. En todo momento detallan las escenas con todo lujo de detalles, cosa que agradezco como lectora.

Otro elemento que me gusta de estas novelas es que la trama no se centra solo en la investigación, sino que tiene mucho peso la relación de tira y afloja que tienen Valentina y Javier o la que mantiene Lúa con su novio, entre otras. Además, advierto que los personajes no son los estereotipados del género, como por ejemplo el detective-policía fracasado y amargado enganchado a una botella de bourbon, que ¡ojo! no es ninguna crítica a otras novelas del género. Si están bien perfilados y la historia me convence, no tengo ningún problema en darles una oportunidad. De vez en cuando me gusta que leer algo diferente y que renueve el género. Quizás me gusten tanto estas tres novelas porque la protagonista es una mujer hermosa y muy competente en su trabajo. Desde mi punto de vista, la inspectora Negro es esa mujer que muchas desearíamos ser, fuerte, con carácter y sensible.

En resumen, El hombre de la máscara de espejos es una tercera entrega que está al mismo nivel que las otras dos, que mantiene al lector enganchado y que sin duda sigo recomendado. Una vez terminada, creo que sigue habiendo Valentina negro para rato. Yo lo espero con ganas.

12 comentarios:

  1. Tengo ganas de leer algo de estos autores y de este año no pasa que empiece con Crimenes exquisitos del que todo el mundo habla tan bien.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta trilogía está genial. Yo la recomiendo mucho.
      Besos :*

      Eliminar
  2. Hola^^
    No tenía ni idea de que existía esta serie de libros, y me los apunto todos de cabeza, son totalmente de mi estilo.
    besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta trilogía lleva un tiempo en el mercado y están genial.
      Besitos :*

      Eliminar
  3. Hola! Me gustan este tipo de libros pero siempre me cuesta empezar a leerlos aunque luego no pueda parar hasta terminarlos ;) Apuntado queda, un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las novelas enganchan desde la primera página.
      Besos :*

      Eliminar
  4. No conocía estos libros, aunque es posible que me anime con ellos. Ahora mismo me da un poco de pereza, aunque no dudo que, una vez me ponga con él, no lo voy a soltar.

    Un besote, guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver si te animas con las novelas. Están genial.
      Besitos :*

      Eliminar
  5. Pues tendré que empezar a leer algo de estos autores, gracias por la reseña. :D

    ResponderEliminar
  6. Tengo que animarme con estos libros, que solo leo buenísimas reseñas.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar

¿Qué te ha parecido la entrada? Puedes dejarme tu opinión.

Avisa de los spoilers, por favor.

No se aceptan Url de ningún blog.