miércoles, 1 de octubre de 2014

Cibertormenta, de Matthew Mather


SINOPSIS Mike Mitchell es un hombre corriente, con una vida corriente, que hace todo lo posible por mantener a su familia unida, cuando de pronto se encuentra luchando solo para mantenerla con vida cuando una extraña cadena de desastres empieza a destruir el mundo que los rodea. Internet se cae.
La comunicación se desmorona. Una epidemia comienza a atacar a la población de manera embravecida.

 Me gusta El día de mañana. Y también todas las películas de tornados, olas gigantes y volcanes; las disfruto como un niño, y hasta me pongo nervioso viéndolas. Me parecen un plan estupendo para una tarde tonta de invierno. Por eso mismo, no dudé en leerme Cibertormenta, de Matthew Mather, publicado por la colección Nova (Ediciones B), y donde aparece otra de mis debilidades: Manhattan. El escenario de la novela no es otro que una gran nevada y un ataque cibernético que derrumba los pilares de internet y que sume en el caos a los millones de habitantes de la isla. Sin electricidad, sin calefacción, sin móviles y sin comida, sus habitantes se desesperan y tienen que sacar sus instintos más salvajes para mantenerse a salvo. En la nueva sociedad que nos dibuja esta historia apocalíptica sólo importa eso, sobrevivir.
A mi abuela también le gustan las catástrofes “de mentira” –las ciudades congeladas, la gente volando por culpa de los huracanes, el agua que se traga edificios enteros-, pero no entendería nada del argumento de esta novela. Ciberataque. Ciberamenaza. Ciberarma. Ciberseguridad. ¿Mande? Este panorama que tan bien ambienta Mather en estas 400 páginas la dejaría fría y con la sensación de que el futuro es demasiado complicado para ella, lo que me hace pensar que Cibertormenta es un libro para las nuevas generaciones, tan habituadas –y tan dependientes- de internet. Y aquí radica uno de los grandes aciertos de esta historia: esa espeluznante estampa sobre la libertad que nos van quitando las nuevas tecnologías. ¿Seríamos capaces ahora mismo de vivir sin ellas?
Esta novela, que desde el principio parece concebida para la gran pantalla –de hecho, 20th Century Fox ya ha mostrado interés en hacerlo- es la historia de Mike, casado y con un hijo, y de un grupo de vecinos que se encierran en su edificio mientras intentan sobrevivir a la caída de los servicios básicos. Al hambre, al frío, a las enfermedades y a los piojos se une la desinformación. Nadie sabe qué pasa y por qué nadie los rescata. Las consecuencias son previsibles: bandas armadas que roban comida, traidores que se hacen pasar por amigos, muertos que se amontonan en las calles y la pérdida de escrúpulos. Todos los personajes sospechan que es la todopoderosa China la que está detrás de esa situación de caos. Sigue funcionando el tópico de que los chinos son los malos, o al menos lo parecen. (Esto no ha sido un spoiler, ¿eh?).
 El autor está familiarizado con este tipo de historias porque sigue el esquema básico –protagonista con algunos problemas que se convierte en héroe y esas cosas-, aunque mantiene siempre un ritmo constante, sin ningún gran momento álgido. Es estilo es ligero, sencillísimo, sin grandes florituras y quizás un pelín descuidado: ¡no puedo encontrarme tres adverbios terminados en -mente en dos párrafos consecutivos! Aun así, la historia se sostiene y Mather consigue contagiar ese ambiente claustrofóbico y paranoico que sufren los protagonistas, pero lo mejor es, sin duda, esa invitación a reflexionar sobre el uso de internet y el poder –o la dictadura- de las nuevas tecnologías sobre nosotros. Como os he dicho, Cibertormenta es un plan estupendo para pasar una tarde de domingo, una de esas lecturas adictivas que te acabarás en un par de días y que te harán encogerte bajo una manta. Y encima es un placer pasear por Nueva York nevada.

PS: El autor hace referencia en varias ocasiones a la tienda de Apple Store saqueada: uno de los símbolos de la modernización caído.
PS: Las mujeres tienen en la historia un papel absolutamente secundario. Son meras acompañantes.
PS: Te gustará si te gusta la posibilidad de un futuro siniestro.

16 comentarios:

  1. Hola! Con este tipo de libros siempre tengo curiosidad pero no termino de animarme nunca. Me lo apunto por si algun día me animo, que no suena nada mal. Gracias por la reseña, besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti. Elige un día de lluvia para empiezarlo. XD. Dani.

      Eliminar
  2. ¡Hola!
    Lo tengo en mi estantería esperando a ser leído, y la verdad es que no puedo tener más ganas de hacerlo. Me llamó la atención desde un principio, pero ahora después de leer esta reseña le tengo más ganas aún.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasarte. Avísame cuando lo acabes y compartimos impresiones. Un beso. Dani.

      Eliminar
  3. A mí también me gustan mucho este tipo de historias en el cine. Y por lo que cuentas de la novela, creo que me gustaría también así que tomo nota. Gracias por la recomendación :) Besos

    ResponderEliminar
  4. Tiene muy buena pinta pero no me ha gustado mucho la segunda PS. Lo apunto en la lista.

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Pues no le veo yo la gracia.. y lo del papel secundario de las mujeres todavía menos,
    de momento no me animo
    un besito

    ResponderEliminar
  6. Pues si se cruza en mi camino, le daré una oportunidad, que no tiene mala pinta.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya me contarás. ¡Gracias por pasarte! Un beso. Dani.

      Eliminar
  7. Uyyy, no lo conocía, pero me han entrado muchas ganas de leerlo. Con eso de que en breves llega el mal tiempo y tendré alguna tarde tonta, igual me animo.

    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si caes en la tentación, cuéntame después si estás de acuerdo conmigo. Un beso!

      Eliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  9. Hola
    Esto es una saga o es solo un libro????

    ResponderEliminar

¿Qué te ha parecido la entrada? Puedes dejarme tu opinión.

Avisa de los spoilers, por favor.

No se aceptan Url de ningún blog.