sábado, 1 de marzo de 2014

Tom Z. Stone, Let it Be, J.E. Álamo


SINOPSIS: El nuevo caso que cae en manos de Tom, un padre que busca a su hijo, le enfrenta a BMV, un criminal peligroso del que se sabe poco excepto que controla con mano de hierro uno de los barrios más peligrosos de la ciudad. En juego está el mercado de una nueva droga: la “Lázaro”. Pero Tom también lucha por no ser una víctima de la Ley del Decaimiento, la que dicta que todos los que volvieron de la muerte tienen un plazo de vida de cuatro años.
Tom se ve obligado por las circunstancias a aceptar un caso que no puede rechazar. El comisario Garrido le aprieta las tuercas para que se haga cargo de una investigación que huele muy mal. El líder de una orden religiosa ultraconservadora busca a su hijo, un reanimado, para hacerle entrar en razón. El padre no está muy de acuerdo con el tema de los reanimados. Piensa que son producto del demonio. Sin embargo, el hijo parece no estar de acuerdo con la idea de regresar otra vez otra vez a la tumba.

Por otra parte, hay una nueva droga que está en el mercado, Lázaro, que puede dar con la solución de los reanimados. Todos aquellos que regresaron de la tumba tienen un plazo de cuatro años para volver a la muerte. Es una droga muy cotizada en según qué sectores de la sociedad.

Todas las pistas apuntan a que el hijo del reverendo tiene algo que ver con la droga. Pero nadie sabe dónde está escondido. Tom ha de unir sus fuerzas con un tipo al que esperaba no ver en su vida.

Tom Z. Stone, Let it be es la segunda entrega de este detective tan peculiar. Y digo peculiar porque es un zombi (aquí tengo que hacer un inciso porque, aunque en la novela hayan zombis, el autor lo utiliza como excusa para crear a este personaje. Lo verdaderamente relevante de la trama es todo el proceso policial de Tom junto a un personaje que salió en la primera entrega. Si la primera parte me gustó mucho (estuvo entre mis mejores lecturas), esta segunda entrega supera la primera.

No hay que olvidar que los zombis disponen cuatro años más de vida. La vida de Tom, como al igual que otros zombis, pende de un hilo. Tienen “fecha de caducidad”. A veces es mejor  vivir en la ignorancia que te da el no conocer cuándo vas a morir. Tom empieza a sentir los primeros síntomas de muerte. Ante todo quiere ser honesto y no estrechar lazos emocionales con nadie, sobre todo con Mati, un personaje que el autor ha bordado. Ya desde la primera entrega vemos el carácter de esta mujer, y por qué Tom se siente atraído por ella. Mati es un secundario de lujo, “una roba escenas”. Si alguien puede hacerle sombra a Tom en esta novela esa es Mati.

Me parece muy interesante el debate interno que mantiene Tom consigo mismo. Puede ser un cínico, puede estar de vuelta de todo o quizás no sea más que una máscara, pero me quedo con la sensación de que Tom es sincero en un mundo podrido y lleno de mierda. A pesar de la sordidez de ambientes, de la corrupción que observamos en muchos personajes, Tom reluce y se muestra sin dobleces. Es cercano.

Un personaje dentro de la novela, es Valencia, un sitio que Joe ha recreado a su gusto para meter el dedo en la llaga y hacer una crítica de una ciudad que huele.

No es un secreto que el estilo del autor me tiene enamorada. He leído todas sus novelas, y creo que Tom Z. Stone es de lo mejor que ha escrito. Pienso que es de los mejores autores de novela negra que han salido últimamente. Ha creado un personaje difícil de olvidar. Tom es carismático, pero sobre todo te llega.

En fin, si os gusta la novela negra, esta propuesta es de lo mejor que he leído últimamente. Deseo, al igual que otros lectores, que Tom Z. Stone III no se demore mucho. Yo la espero con ansias. Y es más, estoy segura de que cuando acabe, le echaré de menos. Mención especial a The Beatles, un grupo que tiene su importancia en la novela.


6 comentarios:

  1. No tiene mala pinta, aunque no es lo que suelo leer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, no tiene mala pinta. Yo tampoco solía leer este género. Cuando empecé a leer a Tom me di cuenta de que era una novela estupenda.
      Besos.

      Eliminar
  2. El detective es un zombi? Sí que es un tanto original. No soy de zombies, pero tengo que admitir que con éste me has picado la curiosidad...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un zombi, pero es un giro de tuerca a lo que estamos acostumbrados. Tom no se ajusta a las novelas de zombis, más bien al género negro.
      Besos.

      Eliminar
  3. La verdad es que por su argumento, me gusta hasta a mi. Tiene un gran gancho este Tom.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tom es muy bueno. No puedo decirte más que lo leas :)

      Eliminar

¿Qué te ha parecido la entrada? Puedes dejarme tu opinión.

Avisa de los spoilers, por favor.

No se aceptan Url de ningún blog.